La bomba de piston Ragazzini ha sido siempre sinónimo de cualidad. Desde que fue inventada en los primeros años 30, siempre ha demostrado que es una bomba capaz de resolver problemas de bombeo donde otras bombas de la misma topología no lo conseguían. Su forma insólita, alargada, rebuscada y esencial criticada por su estética y admirada por tantos técnicos, ha sido siempre el fruto de la tecnología que guarda su interior, hecha con cilindros largos y estrechos, de movimientos a sector extremadamente robustos y con amortiguadores de pulsaciones sobredimensionados.

Esta tecnología simple pero al mismo tiempo compleja y cartujana, en la que todos los componentes deben encajar y garantizar una absoluta robustez, en los que la búsqueda obsesiva de los materiales empleados y los test de control son severísimos, han hecho que aquí nazca un mito de la enología capaz de satisfacer las mas diversas exigencia de bombeo para:

  • Líquidos agresivos y abrasivos como ácido tartárico y heces de destilería
  • Líquidos calientes a 100° C
  • Líquidos viscosos
  • Fangos líquidos y cargados
  • Puré de fruta a altas presiones


Características


Caudal (HL/h) @ 2.5 / 3 bar:   150 - 75, 300 - 150, 500 - 350, 700 - 500, 1000 - 700

Presión: 2.5 - 3 bar

Motor eléctrico (Kw):  1.7 - 1.3, 4.4 - 3.3, 6.6 - 4.4, 8.8 - 6, 13 - 9

Número de pistones: 1 ó 2

Tamaños: 2",  2 1/2", 3", 4"

Peso (kg) 160 - 780